Antique Hetalia

Foro de rol yaoi/yuri/het dedicado al manga/anime de Axis Power Hetalia.
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Unión de las Coronas de Inglaterra y Escocia (1603) [Privado / Escocia]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Arthur Kirkland

avatar

Mensajes : 110
Fecha de inscripción : 22/05/2010

MensajeTema: Unión de las Coronas de Inglaterra y Escocia (1603) [Privado / Escocia]   Vie Oct 01, 2010 7:29 pm

24 de Marzo de 1603. Ese día sin duda sería recordado por él durante toda su vida. Aún se quitaba las lágrimas que había debido aguantar y soportar horas atrás, mientras sostenía la mano de su ahora muerta Reina. Demonios, ¿cuánto había pasado desde que no sufría así la muerte de alguno de sus soberanos...? Años, casi se atrevería a decir que siglos y, de todos modos, no creía haberle dolido ninguna antes tanto. Ni siquiera cuando, siendo solo un niño, no podía tolerarlo.

Si lo pensaba bien, solo la muerte de él* se le comparaba; algo tan doloroso y punzante como eso, algo que le comía por dentro y le hacía desear volver al pasado, donde vivía su soberano. Sabía que era un precio que los que eran como él debían pagar: esa extraña inmortalidad. Los humanos no eran inmortales, debían morir algún día y... si no fuese porque era algo antinatural, algo por lo que más adelante algún tipo de Dios le castigaría, él la reviviría.

A la más grande y a la mejor, la que había sido inocente de joven y había hecho todo lo posible por convertirse en un témpano imposible de quebrar, muerta en medio de una paranoia gracias a todos los imbéciles que contra ella habían atentado. La que era única, su Reina Elizabeth. No había podido llorar ante ella, sosteniendo su mano con fuerza y manteniéndose cabizbajo cuando ocurrió, sabiendo que era inevitable, pero ahora lo hacía. Ahora que se había enterado del pequeño truco que la mano derecha de su Reina había tramado: aunque el testamento de Henry VIII* mencionaba a los familiares Tudor de Elizabeth como futuros reyes, ninguno de ellos estaba en condiciones ni tenía el poder suficiente para reclamar el trono de Inglaterra, y entonces... vendría uno de Escocia. El hijo de la prima de Elizabeth, James* VI de Escocia, quien sería I de Inglaterra, también.

Su ropa mostraba lo importante de la situación, proclamaba grandeza, aquel traje de gala oficial de época, de un color rojo brillante, ensordecedor, con cintas negras que se cerraban en su pecho, y repleto de medallas y distinciones por quien era; era el [i[país[/i] que ese sujeto reinaría. Esperaba en Londres junto a la Corte de recibimiento y al grupo de trompetistas que anunciaban la llegada del futuro rey, de su esposa y de... él. Su hermano, Scotland. Ese pensamiento le hacía gruñir, torturando su psiquis; su relación era pésima. Siempre lo había sido. Ya había intentado conquistarlo una vez, y gracias al estúpido de William Walace había fallado; pero su relación desde ese momento hasta el actual no tenía demasiados buenos recuerdos, no precisamente.

Todos los combates establecidos en guerra, el apoyo y la ayuda que el bastardo de Blair le brindó a Francia desde la Guerra de los 100 Años y la especie de alianza interna que entre ellos se había mantenido desde siempre, al punto de que ni bien el reinado de Elizabeth había comenzado, hacía exactamente 45 años, el tarado escocés había permitido la presencia de una familiar del rey francés en las cercanías de la frontera anglo-escocesa, provocándose un enfrentamiento no autorizado por su Señora que había terminado en desastre. Y claro, todo eso sin mencionar a la... a esa, Mary Stuart, quien antes habría sido incluso Reina consorte de Francia, luego viuda. Si se ponía a pensarlo, la única cosa ‘buena’ que destacaba entre ellos, más allá de que ambos sabían que pronto algo como lo que iba a ocurrir ahora pronto podía pasar, era el momento en que Escocia se vio influenciada por un movimiento religioso protestante al que su país apoyó porque, después de todo, él era protestante.

O cuando menos, casi todo su pueblo en totalidad lo era, por obra de la Reina. Masajeó su sien al escuchar anunciar su llegada, manteniéndose recto en la entrada del Palacio y a sabiendas de que una charla de convenios y políticas se acercaba. La corte se encargaría de hablar con James y los suyos, establecer los términos, las condiciones... y él, se encargaría de hablar con su hermano, sobre el futuro que les esperaba a ambos.

De eso, y de realizar la nueva bandera, insignia del que reinaría sobre ambos.

-----------------------------
Spoiler:
 


Spoiler:
 


Which do you like better?~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Escocia (Blair McGregor)

avatar

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 20/09/2010

MensajeTema: Re: Unión de las Coronas de Inglaterra y Escocia (1603) [Privado / Escocia]   Sáb Oct 02, 2010 4:06 am

¿Quién lo hubiera pensado? Las vueltas de la vida los siguen sorprendiendo a pesar de que los años, los siglos, deberían acostumbrarlos a no confiarse en el destino, porque nada es estable y menos un camino fijo que se busca establecer para un reino. Los acontecimientos actuales son la prueba de ello.

Escocia torció una mueca, era una sonrisa orgullosa pero estaba teñida de ironía, el ligero tic su ceja era muestra de su inquietud. Eran facciones indescriptibles, ni siquiera su Rey James VI pudo deducir que pasaba por la mente de su reino, Blair no podía reprocharle, no cuando es su orgullo, hijo de su querida Mary I* y quien se convertirá en el próximo Rey de Inglaterra. El próximo rey de su hermano cabe destacar. Allí su mueca se amplía y no sabe del todo como reaccionar, debe separar las cosas, sabe que ambos seguirán siendo reinos de independiente autonomía a pesar de compartir un mismo soberano pero la historia siempre les recuerda que nada puede ser de confianza. ¿Cómo olvidar? Siempre sus coronas reales han interactuado de una u otra forma, pero no siempre todo sale como se es previsto (esta misma ocasión podría significar consecuencias en un futuro).

Distintos recuerdos llegan a su mente, mientras su vista sigue fija en el paisaje cuando son llevados en la carroza custodiada por la guardia real a la espera de llegar a su destino. Tanta historia compartida, tantos desastres y triunfos. Los años de justicia y prosperidad con Alejando III cual muere en un trágico accidente, ¿cuanto valor tiene una vida? Cuando se vive en casi a la par con la inmortalidad se cree que cosas pierden el sentido, pero no es así, cada derrumbe o golpe a la nación duele, al igual que la superación de la casi inminente guerra civil por la pelea por el trono en donde las cartas siempre se juegan de manera pensada*. Las tensiones siempre han estado presentes, tensiones que a veces les toca enfrentar a ellos y a veces meter siempre a un tercero; Francia (pero eso es historia aparte para ambos y lo saben bastante bien). El desastre de la Batalla de Dunbar, la ejecución del rey y el retiro de la piedra del destino símbolo de la corona escocesa. Blair entrecierra los ojos y ladea una mueca, chasque la lengua y resopla al recordar como perdió por un momento aquella codiciada independencia. Pero su mirada se suaviza y hasta una pequeña sonrisa se posa en sus labios por un segundo al recordar la valentía de un hombre que los llevó a la libertad, William Wallace (Braveheart). Si, el también comparte cariños y ha lamentado muertes que sin lugar a dudas han calado hondo en la moral de la futura nación. Pero no esta…

Sabe cual fue el fatal incidente que llevó a que su soberano fuera el mas apto para tomar la corona inglesa, sabe que la muerte de la querida reina de Kirkland era el motivo por el cual las piezas del tablero se han alzado a su ¿favor?. La misma soberana que encarceló a su propia prima (y no sólo eso, tampoco ha podido olvidar el “Cortejo Violento” en donde en cabecilla de los Tudors en se momento; Henry VIII intentó casarla con su heredero por lo que tuvo que ir a las cortes francesas para zafarse de aquel destino). Un dolor de cabeza, eso es lo que habían sido, pero ahora eso debía de acabar aunque tuviera que sacrificar muchas cosas, era el momento de adelantar su jugada.

Según avanzaba hacia el sur, sus nuevos súbditos iban congregándose para ver a su rey. La confianza aumenta, al pareces los ingleses no tenían la idea de que esta sucesión pareciera una invasión. Jacobo para probar su autoridad dio orden de ahorcar, sin formación de juicio, a un ladrón. Interesante jugada de muestra de poder, debe admitir. Cuando entró en Londres, fueron recibido por una muchedumbre, pero no agradó a sus nuevos súbditos, que creían que le faltaba dignidad o al menos eso fue lo que ha percibo en su rostro. Pero no es lo que importa, había llegado el momento y la reunión estaba por empezar, la realza se encargaría de una parte mientras que los hermanos de otra. No esperaba un encuentro tan apresurado, pero siempre se han tenido que ver las caras de esta manera, atrás quedaron los días cuando paseaban juntos por los bosques, en donde las batallas sólo parecían juegos infantiles junto a sus primeros pueblos. No, este era un acuerdo más dentro del largo historial cual deben completar y asume que está será una de las tantas más que vendrán en un futuro.

Su Rey y su esposa bajan primero ante la aclamación de todos, y detrás de ellos venía el pelirrojo, caminado firme, el mentón alzado y mirada neutra con la etiqueta enseñada para este tipo de ocasiones. Hasta la vestimenta correspondiente lleva; Una chaqueta negra lleno de los emblemas de su país, cada detalle cuidadosamente puesto y bajo una chaquetita cual si se lleva cerrada bajo la camisa blanca y la cinta azul que adorna el cuello de esta. Y claramente hacia abajo viste el Kilt correspondiente de la nación, un tartán cuadrillé de colores negros, azules y detalles en blanco, las calcetas largas y los zapatos correspondientes.

Ambos miembros de la cortes se saludan una vez llegado al lugar del encuentro. Y allí logra divisar al inglés con perfil neutro difícil de estudiar. Hora de empezar el espectáculo.

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arthur Kirkland

avatar

Mensajes : 110
Fecha de inscripción : 22/05/2010

MensajeTema: Re: Unión de las Coronas de Inglaterra y Escocia (1603) [Privado / Escocia]   Lun Oct 04, 2010 9:56 pm

El grupo de trompetistas les avisó con su recibimiento de la llegada del escocés y su familia Real al Palacio, volteándose él para quedar de frente al que era su hermano. Lo miro con fiereza y seriedad, que no se atreviese a pensar que estaba invadiéndolo, sometiéndolo o algo por el estilo; por supuesto que no. Si se le diese la revenderísima gana él podría echar a patadas a Scotland de allí, claro que sí; si había podido con el actual Imperio más fuerte del mundo, Spain, ¿por qué no con él? No pretendía dejarle pensar ni por un segundo que aquello era una victoria escocesa; él había aceptado los términos, sí, porque no era tan idiota como para no darse cuenta de que los herederos que quedaban sólo serían peores para él. Al fin y al cabo, todo se reducía a una enorme red de conveniencias, ¿no es verdad? A él le convenía ser reinado por un rey que, aunque escocés, tenía mucha más influencia y estaba mucho mejor preparado que los posibles herederos Tudor sin experiencia; y a Blair le convenía porque... él no era idiota, estaba muy bien enterado de los desastres económicos en los que el pelirrojo había quedado por toda la revolución protestante en su país, en la que afortunadamente la Iglesia había perdido.

Un largo y cansino suspiro amenazó con salir de su boca ante tantos sucesos ocurridos todos en tan poco tiempo; el ‘descanso’ era una palabra que él desconocía, pero sabía que ese era un momento importante, quizás trascendental. No eran los primeros reinos en ser reinados por uno solo, pero algo se lo indicaba y es que, los aparentes deseos de James por convertirlos en un solo estado (literalmente, casándolos) no le hacían ninguna gracia, razón que le obligaba a estar bien despierto durante la charla. De todos modos, estaba seguro de que Escocia tampoco estaría muy feliz si una resolución como ésa se daba; quizás lo único en lo que estaban de acuerdo aparte de la religión, desde hacía siglos.

En el momento en que finalmente el carruaje se detuvo y dejó pasar al rey a través de la larga alfombra roja, el inglés se agachó, bajando su nuca y arrodillándose, apoyando un pie y manteniendo una rodilla sobre el suelo; una marcada reverencia que constituía la normal en la época, dada cuando se veía a un Rey al menos, por primera vez. Enseguida su Corte, la Corte Isabelina atendió a la familia Real, algunos indicando las habitaciones que les corresponderían a la Reina consorte y a la Princesa, otros cruzando palabras con el Rey con quien tendrían la junta. Luego de los saludos apropiados y necesarios, cada cual se retiró a donde debía, con el resto de la servidumbre del Palacio preparando el futuro banquete y el baile en honor al rey.

¿Y él? Fue directo hacia Escocia o más bien al revés, saludándose como era usual en esos años: haciendo una corta reverencia pero sin quitarse la mirada de encima, sosteniendo con una mano las capas que les colgaban desde los respectivos trajes de gala, ambos desde un solo hombro, como era típico en toda la Europa Continental. – Tiempo sin verte, Scotland –comentó como saludo, siendo la última vez alguna no muy agradable en la que ambos se habían reclamado mil y un eventos respectivamente; por su parte el hecho de resguardar duquesas francesas en un castillo escocés desde el cual había ocurrido el enfrentamiento de comienzos del reinado de Elizabeth que ella no había autorizado y que, por lo cual, había ocurrido no en manos de la Royal Army sino en manos de soldados jóvenes casi sin entrenamiento, o incluso niños. Por el contrario, de parte de Blair los reclamos habían sido fuertes y enraizados en el cautiverio de su queridísima Reina, la prima de la Reina Virgen.

Ellos también se condujeron a una sala, pero en ese caso era la sala de reuniones donde él mismo recibía a otros países, una excesivamente decorada y llena de metales preciosos o telas, intentando mostrar el poderío inglés aunque, obviamente, eran contadas las salas o habitaciones decoradas de esa forma. Allí estaban todas las cosas que había preparado para esa reunión en esas horas, suponiendo que Blair traía las propias consigo. Le dejó pasar y le invitó a tomar asiento, decidiéndose algo dubitativo por el tema que debían tratar primero.- Antes que nada, espero que sepas que no están anexionando Inglaterra; seguiremos siendo dos Reinos por separado, reinados por el mismo hombre –recordó, turnando su rostro en una leve mueca, quedándose parado mientras acercaba sus cosas.

- No obstante, y por esa misma razón es que deberemos realizar una nueva insignia Real para él. Los heraldos* no podrán realizar su escudo de lo contrario –puntualizó, sacando una especie de anotador con varios papeles, abriendo una página en particular.- He pensado un modelo y finalmente pude dar con uno; será sencillo, pero representativo –explicó, sonriéndole con confianza pues él lo había resuelto en poco tiempo, con o sin lágrimas en los ojos, mostrándole en los pergaminos una hoja cuya extensión total tenía un rectángulo pintado de rojo, azul y blanco, fusionando las banderas y estandartes Reales de ambos. La suya, Cruz de San Jorge, sobre la de Blair, Cruz de San Andrés.

------------------------------------------

Spoiler:
 


Spoiler:
 


Which do you like better?~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Unión de las Coronas de Inglaterra y Escocia (1603) [Privado / Escocia]   

Volver arriba Ir abajo
 
Unión de las Coronas de Inglaterra y Escocia (1603) [Privado / Escocia]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Marcelino Garcia Toral emigra a Inglaterra, su destino el wolverhampton wanderers
» [16vos B] San Martín (SJ) vs Unión
» Cartelera EAW 05/07/2012 desde Inglaterra!!!!
» Mundial 2012 Octavos: Brasil Vs Inglaterra
» Unión Monárquica

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Antique Hetalia :: Zona de Rol :: Siglos XVI y XVII :: Europa-
Cambiar a: